ChatGPT3: la última revolución de la IA

Home IA-Industria ChatGPT3: la última revolución de la IA
ChatGPT3

Recientemente hemos vislumbrado grandes avances en tecnología. Pero más aún, en el mundo de la Inteligencia Artificial (IA), entre los más destacados están: 

  • La generación de imágenes con DALLE 2 o Stable diffusion
  • GPT3, como modelo de generación de contenido
  • Y ChatGPT3, que es una versión mejorada de este último modelo mencionado anteriormente y orientado a conversaciones

ChatGPT3  en particular y de lo que versa el post de hoy, se trata de un avance monumental en IA,  concretamente a nivel de procesamiento de lenguaje natural. En este sentido, la necesidad de contar con una tecnología (más avanzada que Siri y Alexa) para responder a ciertas preguntas de una forma más concreta con información más elaborada era evidente. 

      

Antes de ChatGPT3… (Un poco de contexto)

     

Para meternos en tema… Si nos remontamos sólo un poco en el tiempo, tengamos en cuenta que (antes de llegue ChatGPT3) con Google, Bing, Yahoo, etc., al hacer una consulta el buscador, éste te ofrecía X cantidad de resultados. Luego, con el tiempo, llegaron los asistentes virtuales como Siri, Cortana, Alexa, etc. Y entonces ya no necesitabas hacer tú la búsqueda.

A partir de ese momento, podíamos solicitar a los dispositivos cualquier información mediante comando por voz, sin gran esfuerzo. Hasta aquí todo genial. Ahora bien, no nos olvidemos que (a diferencia del buscador, que ofrece miles de resultados enumerados a lo largo de muchas páginas) el asistente virtual tiene que elegir un sólo resultado para darte la respuesta solicitada. Y en consecuencia, lo que está haciendo es coger la información del primer resultado que localiza en relación con la solicitud que le hicimos. Pero como bien sabemos todos por experiencia, el primer resultado que aparece en una búsqueda -sea en Google, o la que nos da Alexa- no necesariamente es el más adecuado. O bien responde sólo parcialmente a la pregunta que hemos planteado. 

      

¿Por qué ChatGPT 3 representa una revolución de lo que ya conocemos?

 

    

En este sentido, ChatGPT3 viene a revolucionar lo que ya conocemos para brindar respuestas que tiene en cuenta todos los resultados relacionados con esa búsqueda. Sin duda, este gran paso era necesario en la evolución de la IA para responder a nivel conversacional. E incluso, si nos ponemos más exigentes, este avance también podría tener muchos otros usos. Como por ej. escribir una porción de código como si lo hiciera un programador, componer una canción completa con letra y música, elaborar conclusiones sobre un contrato de alquiler, o incluso, redactar contenidos de cualquier tema. 

   

    

Dicho esto, a diferencia de lo que ya conocíamos, ésta ha sido un salto abrupto en cuanto a calidad en el contenido que es capaz de generar o desarrollar. A nivel de generación de texto se podría decir que es un avance abismal en comparación con modelos anteriores de este tipo de IA. 

    

ChatGPT3: No todo es color de rosa…

    

Por otro lado, es cierto que como todo, también tiene aspectos en los que aún tendría que mejorar mucho (y no son aspectos menores). Por ej. cuando ChatGPT3 responde a preguntas que son susceptibles de contener algún tipo de sesgo: social, racial, de género, cultural, generacional, etc. comete fallos muy evidentes. 

Aunque la programación de este nuevo tipo de IA contiene medidas que han sido diseñadas para que en teoría ese sesgo no exista, igualmente sigue apareciendo en distintas pruebas que han ido realizándose estos días desde su lanzamiento. Y esto, en consecuencia, abre todo un debate inevitable sobre la ética del sesgo. Porque  ChatGPT3 está mostrando fallos muy notorios en sus respuestas, al igual que en acertijos que requieren cierto nivel de razonamiento. El peligro de este nuevo modelo es que: como las respuestas que ofrece están muy bien elaboradas, gramaticalmente correctas, con cohesión narrativa y con un hilo textual muy coherente, etc. etc. induce al error de considerar dichas respuestas como totalmente veraces (y no lo son en muchos casos). 

El principal problema radica en que esta nueva tecnología revolucionaria refleja a la sociedad en su conjunto. Y como tal, está fundada con todos los sesgos incorrectos que disponemos. Y aquí es donde tiene mucho por mejorar. 

    

ChatGPT3 en las empresas

    

Esta innovación acaba de aterrizar y aún es pronto pensar en todas las posibles aplicaciones que tendrá, ya no sólo en la vida diaria de las personas, sino también a nivel organizacional para las empresas. Por ej. si las compañías se valieran de ChatGPT3 para optimizar el onboarding de nuevos empleados. O bien, para contar con un “mentor virtual” capaz de ofrecer información (que antes era recopilada en los tutoriales o extensos  manuales de procedimiento, etc). O como asistente de edición a la hora de revisar extensos documentos. Y así, una lista muy larga de etcéteras.

Lo que está claro es que la IA y todo lo que esta rama de la ciencia de datos abarca da pasos agigantados. Estamos todos siendo testigos de ello en los últimos años y con grandes saltos que van apareciendo como nuevos hitos de la tecnología cada 6 meses. 

 

En el mundo de la industria, que es donde somos expertos en TADIA, el próximo gran paso podría ser crucial. Un salto que constituya una ventaja competitiva tal que resalte todavía más la brecha entre:

  • quienes ya están utilizando IA en sus procesos productivos
  • de aquellos aún no lo ha integrado y se están quedando atrás en el camino hacia la revolución industrial 4.0.  

Y con el ritmo acelerado con el que avanza la Ciencia de datos, esto no tardará mucho en suceder.

Recuerda que en TADIA podemos ayudarte a recorrer ese camino hacia la revolución de la Industria 4.0. AGENDA UNA REUNIÓN CON NOSOTROS. No esperes más, MULTIPLICA EL VALOR DE TU EMPRESA con la Inteligencia Artificial (IA) y no te quedes atrás

Ángeles

image-blog
image-blog
image-blog
image-blog
image-blog
image-blog
image-blog
image-blog
image-blog
image-blog
image-blog